San Simón da Costa

Published on 22/11/2013

  • San Simón da Costa

Los orígenes de este queso hoy tan apreciado por su característico sabor ahumado se remonta a los pueblos asentados en los montes próximos a las Sierras de A Carba y de O Xistral (provincia de Lugo, Galicia) durante la cultura castrexa.

A lo largo de la Edad Media, se pierde cualquier fuente escrita sobre este queso, aunque el hecho de que su elaboración haya llegado hasta nuestros días, es una prueba más que suficiente para garantizar su presencia en la época.

 

El Queso San Simón ha sido un queso que ha llamado la atención desde épocas lejanas, así bien, en la Exposición de Industrias Lácteas celebrada en Madrid en el año 1913, la Diputación Provincial de Lugo presentó un lote de estos quesos y el Rey Alfonso XIII  en su visita a la exposición, al ver su aspecto se interesó enormemente por conocer todos los detalles de su fabricación.

 

El dato más característico de este queso es, sin duda, su proceso de ahumado con madera de abedul. El motivo de emplear esta madera para su ahumado, es debido a que en la comarca lucense de Vilalba, donde se fabrica este queso, en la mayor parte de las aldeas existía como industria casera la fabricación de zuecas, un calzado típico gallego fabricado con madera de abedul. Las virutas de abedul sobrantes de las zuecas eran empleadas para realizar el ahumado del queso.