Comprar queso Arzúa Ulloa

Producto protegido El queso amparado por la D.O.P. Arzúa-Ulloa se elabora con leche de vaca, natural y entera, cruda o pasteurizada, procedente de las razas: rubia gallega, frisona, pardo-alpina y sus cruces. Esta leche no podrá contener calostros, conservantes, inhibidores o productos medicamentosos que puedan incidir en la elaboración, maduración y conservación del queso. En su composición se cumplirán los parámetros legalmente establecidos, con el que es en cualquier caso una leche natural íntegra. Los quesos se presentan en piezas de 0,5 a 3,5 kg y van provistos de una etiqueta comercial en la que figurará, de manera destacada, la mención de la Denominación de Origen y una contraetiqueta expedida y controlada por el Consejo Regulador. Origen La zona de producción tanto de la leche como de los quesos comprende los ayuntamientos de las comarcas de Arzúa, Melide, A Ulloa y Chantada, además de otros limítrofes, de forma que el área delimitada se sitúa en el corazón de Galicia. Características La D.O.P. Arzúa-Ulloa ampara los siguientes tipos de quesos: Arzúa–Ulloa: Es un queso de pasta blanda, elaborado con leche cruda o pasteurizada, tiene un período de maduración mínimo de seis días y presenta forma lenticular o cilíndrica con los bordes redondeados. Su corteza, fina y elástica, es de color amarillo medio oscuro, brillante, limpia y lisa. La pasta es de color uniforme, entre blanco marfil y amarillo pálido, de aspecto brillante, sin grietas, presentando un aspecto poco esponjado, con ojos pequeños, angulosos o redondeados y de distribución irregular. Su diámetro estará entre 120 y 260 mm y su altura entre 50 y 120 mm, aunque en ningún momento ésta puede ser mayor que el radio. Arzúa-Ulloa de Granja: Elaborado con leche cruda o pasteurizada, con la particularidad de que ésta procede en su totalidad de vacas de la propia explotación. Las características generales de este queso coinciden con las descritas en el apartado anterior. Las características sensoriales de los quesos Arzúa-Ulloa y Arzúa-Ulloa de Granja son el aroma, inicialmente a leche fresca y a yogur, apareciendo el aroma a mantequilla a medida que madura, junto con matices de vainilla, nata y nueces. El sabor es ligeramente salado, con un característico punto de acidez. Arzúa-Ulloa Curado: Elaborado con leche de vaca, cruda o pasteurizada, tiene un período de maduración mínimo de seis meses. Su forma también es lenticular o cilíndrica y la cara horizontal superior puede ser ligeramente cóncava. Presenta una corteza no diferenciada de color amarillo muy intenso, brillante y de aspecto graso. Su peso oscila entre 0,5 y 2,0 kg. El diámetro está comprendido entre 120 y 200 mm y la altura entre 30 y 100 mm. Es el queso conocido tradicionalmente como “queso de la nabiza”, “queso del tiempo de los nabos” o “queso del año”. Su pasta, amarilla intensa, es muy compacta, con aroma lácteo y un fuerte olor a mantequilla ligeramente rancia. La sensación olorosa es penetrante y picante. El sabor es semejante a la mantequilla, con ligeras notas a vainilla y frutos secos. En su composición presenta un mínimo del 50% de grasa y un 65% mínimo de extracto seco. El queso Arzúa-Ulloa Curado se caracteriza por su dureza, siendo difícil el corte, y puede fracturarse en astillas, principalmente en los bordes. Su aroma es muy intenso, de tipo lácteo muy evolucionado, con una sensación olorosa penetrante y con cierto picante. Su sabor es algo más salado, con una acidez menor, y aromas predominantemente a mantequilla con ligeras notas a vainilla y a frutos secos. Reglamentación Denominación de Origen reconocida por la Orden de la Consellería de Agricultura, Gandería e Montes de 20 de octubre de 1995 (DOG 07.11.95) Reglamento aprobado por la Orden de la Consellería de Agricultura, Gandería e Política Agroalimentaria, de 26 de diciembre de 1997, (DOG 09.01.98)